martes, 28 de abril de 2009

Maratón de Madrid 2009

Hasta el jueves haciendo un tiempo espectacular y llega el finde y hala, frío, lluvia, viento.... Vale que a los corredores un clima más fresco les favorece a la hora de correr, pero tanto no se yo. Asi que cuando me levanté a las ocho de la mañana el domingo y ví el día que se presentaba, juré en hebreo, arameo y demás lenguas muertas porque lo de andar por Madrid llevando paraguas me hace brotar la urticaria. Al final hubo suerte y sólo les cayó agua al poco de salir. El resto de la carrera el cielo dió una tregua. Incluso tuvimos trocitos de sol.

Establecimos nuestro primer control en la Calle Mayor, junto a Sol, mientras Dana, Mila y Mónica, en una auténtica maratón paralela, se iban apostando sucesivamente en Nuevos Ministerios, Plaza de España, Príncipe Pío y Lago siguiendo la línea 10 de Metro, que para estas cosas es muy socorrida. Cuando salimos a la Puerta del Sol ya había un jaleo estupendo. Muchísima gente animando a los corredores, algunos con turutas y trompetillas y sin dejar de aplaudir, que es lo que hay que hacer. Nada de mirones pasivos, que los atletas se merecen aplausos a granel. Y la primera llamada de Dana: van detrás del globo de las 4 horas. Para los profanos diré que esos globos que llevan atados algunos corredores sirven para marcar el tiempo aproximado final de los atletas, globos gordos, azules y con la marca Corricolari aparte de la pegatina con el crono.


Primero aparecieron Tomás y Alicia, a los que gritamos como posesos para que nos vieran. Hala, que bien va el Tomi esta año. Y eso que decía que Alicia estaba que se salía... Tres o cuatro minutos después llegaron Julio y Vicente, con su ritmo constante y seguro y también nos dejamos las gargantas. Van mojados. Jo, debe haber llovido un montón, porque pasan todos empapados, pobrecitos... Se les ve buena cara y mira que ya estamos en el kilómetro 16.

Nosotros cuatro nos marchamos directamente al Retiro, para coger sitio en las vallas y presenciar la entrada sin nadie delante. LLegamos un poquito después de que hubiese entrado el primer clasificado. De él hasta el puesto 13 todos negritos africanos que corren como gamos, los tíos. En esos momentos había poca gente, pero a medida que iban pasando los minutos llegaban oleadas de público, mucho más interesados en los atletas populares que en los negritos victoriosos. Se veían banderas, pancartas, cientos de cámaras de fotos y vídeo, pompones de los chinos... Todos esperaban a los suyos , emocionados, para darles ánimos y aplaudirles hasta que las manos echen humo.

Los hay que cruzan la meta con sus hijos de la mano, los que besan a sus familiares a la que pasan por su lado, los que piden que les animen, los que lloran como niños, los que entran casi a rastras porque no pueden con su alma, los que esprintan con pundonor, los que llegan caminando, los de la brigada de paracas que se chupan los 42 kilómetros corriendo en completa formación, con su bandera y cantando a voz en cuello. Impresionante. A continuación, un pequeño homenaje.





video

Debemos confesar para nuestra vergüenza eterna y la de nuestras futuras generaciones, que no hay no una sóla imágen de Alicia en carrera. La única que existe es cuándo ya habían finalizado. Y eso que terminó la primera de los cuatro con un tiempazo de 3 horas 40 minutos. Después entraron Julio con 3 horas 55 minutos; Vicente, con 4 horas y 2 minutos y Ertomi con 4 horas y 8 minutos. Sandra, que se incorporó en el kilómetro 25 y acabó la carrera con Julio, no tiene cronometraje oficial, una pena. Vale, los tiempos no están ajustados al segundo, pero os hacéis una idea. Un carrerón para todos. Después el merecido descanso, masajito, avituallamiento, hidratación y los consabidos "el próximo año ni de coña", "me duele hasta el paladar" y "hala, Tomi, te has superado, buena marca, no como el año pasado que ibas hacia la luz..."

Lástima del clima. Con lo que a los que vamos de miranda nos mola tomar una cervecilla en el Retiro tomando el sol y dejando que se nos churrasquen las naricillas. Pero, como todos los años, ha sido un día genial, emocionante y completito. Al final de este post os dejo los dos pequeños vídeos de las entradas en meta de Julio, Sandra y Tomás. Ya contamos los días para la Maratón de Madrid 2010.

video

video

2 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho el primer video. Estás hecha una artista :-) A ver si en la del año que viene participas corriendo. ¡42 km! A mi me parece de extraterrestres...

    ResponderEliminar
  2. ¿Correr? ¿Yo? ¿42 kilómetros? A ver, deja que lo piense...uuuuummmmmmm.... No, definitivamente, no. Que como dice mi hermana, eso no es atletismo, es supervivencia. Y una ya no está para alegrías atléticas...

    ResponderEliminar